Ir a la tienda

La bota de vino

Las Tres ZZZ

La historia de la bota se pierde en los tiempos más remotos. Encontramos testimonios escritos de su existencia ya en la antigua Grecia (Homero en la Odisea cuando su héroe Ulises emborracha al cíclope Polifemo dándole vino en odres), en la Biblia (Noé emborrachado por sus hijos), en el inmortal Quijote de Cervantes (cuando el viejo hidalgo destroza a mandobles y estocadas los pellejos del ventero) y a lo largo de todo el Siglo de Oro de la literatura española.

Las Tres ZZZ

“…¡Oh bota que vas colgando del arzón de la silla, por si o por no, eres tan devota mía y te quiero tanto que te prodigo mil besos y mil abrazos, te elevo a las nubes con miedo que recojas el agua!…”.

El Quijote, Cervantes

BOTA. s. f. Cuero pequéño empegado por adentro con un brocal de palo, ò cuerno, como un embúdo pequéño. Es cortado en forma pyramidál, rematándose en el brocal mui angosto, y está cosido mui fuertemente, para que mantenga el liquór que se echa en él.

Diccionario de la Lengua Española (1726)

"Fui en busca del sitio donde vendían botas de vino. Un hombre me agarró del brazo y me guio. Adentro olía a cuero recién curtido y alquitrán caliente. Un hombre marcaba odres recién terminados. Colgaban del techo, en ristras…"

Fiesta, Ernest Hemingway

La bota Tres ZZZ

Hechas para compartir momentos


Hemingway y Las Tres ZZZ

Si el vino es el caldo popular por antonomasia, su consumo en bota nos conecta con los amigos, con las tardes de verano en el campo, con las fiestas patronales de nuestra juventud. La bota de vino nos recuerda que no importa tanto la bebida, como el hecho de compartir momentos. Hablar de ella es profundizar en nuestras tradiciones, en nuestra historia compartida.

Las Tres ZZZ

Las Tres Z.Z.Z. ha sido y es el fabricante de referencia en el mundo de botas de vino. La utilización de las mejores materias primas, el cuidado proceso de elaboración y los controles de calidad, hacen de cada bota un producto único, cuyo prestigio es reconocido nacional e internacionalmente desde hace ya más de un siglo.


La historia de lo nuestro


Las Tres ZZZ

Tras haber recalado en Pamplona procedente de Almudévar (Huesca) en 1873, D. Gregorio Pérez se asocia con el artesano D. Eusebio Iglesias para fabricar, de forma totalmente artesanal, las botas de vino que les habían de conferir fama mundial.

Las Tres ZZZ

En 1916 tiene lugar el nacimiento de las trillizas de D. Gregorio Pérez, un acontecimiento extraordinario para la época, que además de revolucionar la vida de la familia, inspiró la creación de una nueva marca, Las Tres Z.Z.Z., en honor a las recién llegadas tres zagalas.


El valor de lo artesano

Fabricación artesana

Las manos de un artesano son la herramienta de una mente extraordinaria que fabrica lo que su mente imagina. Hay trabajo y cariño detrás de cada pieza, detrás de cada bota.

La auténtica bota de vino Tres ZZZ están fabricadas con auténtica piel de cabra de gran calidad, siguiendo un proceso totalmente artesanal desde el principio hasta el final. Curtida vegetalmente y limpia de manchas y cortes.

Un pieza única creada y diseñada para disfrutar de un momento tradicional pero más actual que nunca.

Fabricación artesana

Bota Clásica

Auténtica piel de cabra. Curtición vegetal artesanal. Triple cosido. Brocal de cierre hermético.

Bota clásica pez

Impermeabilizada con pez especial tratada: especialmente fabricada para contener vino y licores (hasta 30º).

Bota clásica látex

Impermeabilizada con látex: fabricada para contener todo tipo de bebidas.

Bota clásica recta Bota clásica curva Bota clásica recta Bota clásica curva

Capacidad:

  • 0,5 L
  • 0,75 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L
  • 2,5 L
  • 3 L
  • 4 L
  • 5 L
  • 6 L
  • 8 L
  • 10 L
  • 13 L
  • 18 L
  • 20 L

Capacidad:

  • 0,5 L
  • 0,75 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L
  • 2,5 L
  • 3 L

Capacidad:

  • 0,25 L
  • 0,5 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L

Capacidad:

  • 0,5 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L

Ir a la tienda


Ir a la tienda


Ir a la tienda


Ir a la tienda

Bota Suprema

Bota suprema

Piel de cabra, seleccionada y tratada por impregnación. Impermeabilizada con pez. Especialmente fabricada para contener vino.


Forma: Forma recta Forma curva

Capacidad:

  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L

Bota Zetaflex

Bota Zetaflex

Material de buflón, muy suave y refrescable, interior de látex. Muy práctica y económica. Para toda clase de bebidas.


Forma: Forma recta

Capacidad:

  • 0,5 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L

Bota de Pana

Bota de pana

De gran duración. Interior de crepé recubierto de pana. Puede introducirse en el agua para refrescar su contenido. Especial para cazadores, montañeros y deportistas. Todo uso.


Forma: Forma recta

Capacidad:

  • 0,5 L
  • 0,75 L
  • 1 L
  • 1,5 L
  • 2 L

Cuidados

Cuidados botas

Quitar el papel que obtura el cierre.

Cuidados botas

Calentar la bota al sol o cerca de un radiador.

Cuidados botas

Frotar enérgicamente la costura.

Cuidados botas

Hinchar la bota soplando suavemente por el brocal, no debe forzarse. En caso de que ofrezca alguna resistencia, calentarla de nuevo.

Cuidados botas

Llenar con un vaso de agua. No pasa nada si al principio deja pasar alguna gota de agua. Esto ocurre hasta que la costura toma tensión y se cierra totalmente.

Cuidados botas

Llenar con vino y tenerla tumbada durante 5-6 días, haciendo que el vino pase por todo el interior.

Cuidados botas

Tirar este primer vino y ya está la bota dispuesta para su utilización. Los primeros días, cambiar el vino con frecuencia. Las paredes de la bota no deben pegarse durante estos primeros días.

¿Qué dicen de nosotros?

EiTB

La mítica bota de vino “Las Tres Z.Z.Z” cumple 100 años


EiTB

Expansión

La historia de la bota de vino de piel de cabra de “Las Tres Z.Z.Z”


Expansión

Diario de Navarra

Los souvenirs que compran los turistas en Pamplona


Diario de Navarra

Noticias de Navarra

Botería de las Tres ZZZ en la calle Comedias, 1965


Noticias de Navarra

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer si se avinagra el vino en la bota?

Vaciarla totalmente. Introducir dentro un vaso de agua y una cucharada de bicarbonato. Agitar el interior con el agua y el bicarbonato. Vaciar el contenido y enjuagar varias veces con abundante agua. Dejar secar y volver a verter vino.

¿Cómo guardar la bota para un tiempo de inactividad?

Si la bota va a estar un tiempo sin ser utilizada, lo mejor es guardarla vacía y seca. Una vez en este estado se procede a guardar en un lugar seco y fresco, acostándola y acordándonos de darle una vuelta de vez en cuando. Cuando vayamos a utilizarla de nuevo, es aconsejable seguir los primeros pasos de las instrucciones (no hace falta tenerla con vino 5 ó 6 días) para que vuelva a estar a punto para su uso.

¿Cómo recuperar una bota cuya pez se ha almacenado formando un montón en el fondo?

En primer lugar hay que precalentar el horno de casa (nunca el microondas) a 100º C. Cuando el horno esté caliente introduciremos la bota durante 5 minutos en el horno. Cuando saquemos la bota deberemos repartir la pez por todo el fondo de manera uniforme, una técnica interesante es sentarnos encima (teniendo cuidado de no quemarnos) y frotaremos la costura para que ésta quede bien impregnada. Posteriormente procederemos a hinchar la bota y cuando ésta se enfríe debería estar solucionado el problema y la volveremos a utilizar normalmente.

¿Es conveniente darle a la bota alguna clase de grasa por el exterior para su conservación?

No aconsejamos dar grasa a las botas ya que éstas no lo necesitan. En cualquier caso, la bota es un producto poroso con lo que la grasa a aplicar debería ser inocuo para la salud. Hay quien recomienda darle a la bota con la cáscara de plátano, ya que la protege y le da un buen color.

¿Cuánto tiempo puedo guardar el vino en la bota antes de que se avinagre?

Depende de multitud de factores como la temperatura ambiente, la graduación del vino, la cantidad de éste que hay en la bota, etc. De todas formas, si la bota se usa todas las semanas es muy posible que el vino aguante perfectamente, deberemos tener cuidado cuando vayamos a estar una temporada sin utilizarla.

Cómo dejo la bota en el día a día, ¿llena?, ¿vacía?, ¿tumbada?, ¿de pie?

Lo ideal es dejar la bota tumbada, ya que la pez interior tiende a bajarse al fondo de la bota debido a la fuerza de la gravedad. Si además cambiamos el lado sobre el que se apoya la bota, ésta nos durará muchos años. Si por cualquier circunstancia la solemos dejar de pié (o colgada), es posible que la pez se nos acumule en el fondo y en algún momento debamos llevar a cabo lo indicado en una pregunta anterior.

¿De qué está hecha la pez?

La base de la pez está en la resina de pino o enebro. Ésta se cuece junto con cortezas y frutas consiguiendo un aislante natural que se ha venido utilizando desde hace muchos siglos. En la Odisea o en la Biblia hay referencias a Odres que estarían probablemente impermeabilizados con pez.

¿Es mejor la bota de látex o la de pez?

Depende del uso que se le vaya a dar a la bota. En el caso de Las Tres ZZZ, ambas botas únicamente difieren en el revestimiento interior, siendo el resto de componentes de igual calidad en ambas botas. El interior de látex está especialmente indicado para ciertos líquidos que la pez no admite igual: bebidas carbonatadas (incluyendo el vino con gaseosa) y alcoholes de graduación superior a 30º. También es más aconsejable para contener agua, ya que no proporciona ningún sabor a la misma.

Contacta con nosotros

Ctra. Puente de Miluce, 6
Apdo. 5010, 31008 Pamplona

+34 948 175 099

info@lastreszzz.com

Formulario

Reyno de Navarra

Esta empresa ha recibido para el desarrollo de este sitio web una ayuda del Gobierno de Navarra, en virtud de la convocatoria de 2018 de Fomento de la Empresa Digital de Navarra.